Temas importantes de salud para viajar a África

Información de salud en África para turistas

África es uno de los lugares turísticos capaz de proporcionar la mejor experiencia de vacaciones a cualquier aventurero. A diferencia de los países del primer mundo, el aire africano es puro y libre de contaminación, algo muy valorado por sus visitantes. El continente ofrece un gran número de atracciones en los parques nacionales, con una diversidad de especies animales, lagos de agua dulce, hermosas montañas y mucho más, lo cual atrae la visita incesante de numerosos turistas cada año, pero también es de suma importancia considerar los aspectos de salud pública que amenazan a muchos países en este continente. Si estás pensando en emprender un viaje a África, aquí te informaremos todos los aspectos relacionados con tu salud, de manera que tu estadía no deje de ser una agradable experiencia.

Sugerencias antes de emprender un viaje a África

Lo primero que debes hacer antes de emprender tu viaje por el continente africano, es asegurarte de contar con el respaldo de tu médico tratante y realizarte un chequeo extensivo, principalmente si padeces de alguna condición médica especial. Tu médico deberá revisar diferentes aspectos, desde vacunas preventivas que requiere la zona a visitar, hasta los medicamentos que necesites llevar en el equipaje para evitar cualquier riesgo de contagio de las enfermedades comunes en algunas regiones.

Riesgos potenciales de enfermedades por Región

A continuación describiremos los riesgos y potenciales enfermedades dividiendo el continente africano en 3: la parte norte y la parte sur, ambas con lugares totalmente desarrollados como Marruecos o Sudáfrica y otros en los que hacen falta más cuidados, y la región central de África, en general más pobre y con mayores riesgos para la salud del viajero.

Norte de África

No hay mayores riesgos de salud para el turista en el norte de África

No hay mayores riesgos de salud para el turista en el norte de África

En estas zonas de África encontrarás enfermedades contagiosas provenientes de insectos pero en baja escala; en algunas áreas específicas se han registrado pequeños focos de malaria, fiebre del Valle del Rift, fiebre del West Nile, tifus, fiebre de la mosca de la arena y filariasis. Sin embargo, de acuerdo al número de registros, no constituyen un peligro para el turista, en comparación a otras regiones del continente.

Las enfermedades que se presentan un poco más frecuentes en esta zona, son la diarrea y la disentería, las cuales son originadas por el consumo de alimentos y bebidas, al igual que La esquistosomiasis. En términos generales, el Norte de África no representa una amenaza para las condiciones de salud de un turista, sin embargo, se recomienda estar alerta a cualquier eventualidad.

África Sub-Sahariana

La región central de África es la que mayores riesgos presenta al viajero

La región central de África es la que mayores riesgos presenta al viajero

Esta región en su totalidad, sí representa una amenaza seria para los viajeros, ya que las tasas de mortalidad por enfermedades transmitidas por insectos son altas.

  • La malaria y la filariasis se encuentran presentes en la mayor parte de la región
  • La oncocerciasis se abarca casi todos los países
  • Las leishmaniasis cutánea y visceral es más común en zonas más secas
  • La leishmaniasis visceral se considera una enfermedad contagiosa en el este y el sur de Sudan
  • La tripanosomiasis humana se encuentran en la mayor parte de la región, excepto en Djibouti, Níger, Mauritania, Eritrea, Somalia y Gambia
  • La tripanosomiasis registra una transmisión en escala elevada en las zonas rurales de Uganda y Sudan, Angola y República Democrática del Congo
  • La peste ha registrado brotes importantes en Angola, El Congo, Madagascar, Kenya Mozambique, Uganda y Zimbabwe, Tanzania,
  • Las enfermedades arbovirosis, como el dengue, la fiebre amarilla y la fiebre del Valle del Rift, abarcan la mayor parte de la región

Entre los países más peligrosos de la región para la salud en general se encuentran Sierra Leona, la República del Congo, Angola, Uganda, entre otros. Puede ver un ranking de mortalidad en este enlace.

Igualmente, la salubridad inexistente en los alimentos y el agua en el centro de África también ocasionan muchas enfermedades graves como:

  • Las parasitosis intestinales, la fiebre tifoidea y la hepatitis A y E
  • La paragonomiasis se ha registrado en Camerún, Gabón, Liberia y Guinea Ecuatorial
  • El quiste hidatídico también es una enfermedad que se encuentra, pero más común hacia las áreas bovinas
  • El cólera también se ha encontrado en casi toda la región

Otras enfermedades sumamente riesgosas en esta región del continente:

  • La hepatitis B se considera una enfermedad con una alta escala de contagio
  • La poliomielitis es frecuente en la mayoría de los países de la región excepto en las islas Seychelles y Comores
  • El tracoma es un problema de salud grave que se presenta en toda la región
  • Varios arenavirus que provocan fiebres hemorrágicas serias, se encuentran dispersos por toda la región.
  • Las fiebres hemorrágicas de Ebola y Marburg tienen focos contagiosos ocasionales en algunas áreas muy limitadas del África Central. También son frecuentes en algunas estaciones del año, las epidemias de meningitis meningocócica.
  • La rabia también es endémica en toda la región

Sin dudas, aquellos turistas que visiten los países en el centro de África son los que mayores cuidados deben tener durante toda su estadía, así como extremar medidas preventivas con meses de anticipación al viaje.

África del Sur

En las zonas turísticas del sur de África no hay mayores riesgos de salud

En las zonas turísticas del sur de África no hay mayores riesgos de salud

En esta región se encuentran las siguientes enfermedades transmitidas por insectos:

  • La tripanosomiasis generalmente conocida como la enfermedad del sueño, es muy común en Namibia y Botswana
  • Enfermedades como la malaria, la fiebre del Valle del Rift, la fiebre hemorrágica, la peste, el tifus y la fiebre de la garrapata, están presente en casi toda la región

Con respecto a las enfermedades que puedes contraer por el consumo de bebidas y alimentos también se encuentran la hepatitis A, la fiebre tifoidea y la amibiasis, con un alto grado de permanencia en toda la región

Otras enfermedades:

  • La hepatitis B es considerada una afección altamente frecuente.
  • La esquistosomiasis, una enfermedad parasitaria, muy frecuente en Namibia, Botswana y Sudáfrica

Vacunas necesarias antes de un viaje a África

Antes de realizar tu viaje, debes establecer un programa de vacunación tomando en cuenta dos criterios distintos:

  1. La obligación administrativa: Corresponde a la protección del país contra un riesgo de infección externo, producto de los turistas que ingresen a la región.
  2. El riesgo real para el viajero: Estos varían en función de la situación sanitaria del país visitado, las condiciones y la duración de la estancia, las características específicas del viajero, especialmente como la edad y el historial de vacunación.

Las vacunas con las que deberás contar para mantenerte protegido, antes de tu visita a África son las siguientes:

  • Hepatitis A
  • Hepatitis B
  • Rabia
  • Fiebre amarilla
  • Meningitis y meningocócica
  • Poliomielitis

Prevención de la malaria

La malaria es una enfermedad potencialmente fatal, transmitida por mosquitos y muy extendida en los trópicos de África. Es probablemente la enfermedad que más muertes causa en este continente, mayormente a locales pero también a turistas que viajan a África sin todos los recaudos necesarios para prevenirla. Existen diversas especies de parásitos de la malaria, pero el Plasmodium falciparum es la más peligrosa, ya que además de ser la más mortal, también es la más frecuente.

Ninguna medida preventiva ofrece una protección total contra la malaria, por lo que es recomendable utilizarlas de manera simultánea.

Es posible la administración de cuatro medicamentos para prevenir la malaria antes de un viaje a África, dependiendo del país visitado, la duración de la estancia y las características individuales de cada viajero. Dependiendo la zona a la cual uno esté viajando y el propio organismo del viajero, cuál de los siguientes medicamentos será recomendado. Consultar con un médico especialista con suficiente tiempo de antelación a su viaje.

La cloroquina (Nivaquine 100)

Un comprimido al día para una persona que pesa 50 kg. En las personas menores de 50 kg y en los niños, la dosis es de 1,5 mg al día.

Este tratamiento preventivo se debe comenzar el día de la llegada a la zona malárica y continuar durante 4 semanas después de abandonar la zona.

Atovacuona (250 mg) – proguanil (100 mg) (Malarone)

Una tableta al día con una comida, para una persona que pesa más de 40 kg. El Malarone está disponible en tabletas pediátricas, atovacuona proguanil 62,5 mg, para la administración de este medicamento en niños de 11 a 40 kg se recomienda una dosis de 25 mg.

En las mujeres embarazadas, el Malarone puede ser prescrito, pero el seguimiento de mujeres embarazadas expuestas a la atovacuona-proguanil es insuficiente para excluir todo riesgo de efectos adversos.

Este tratamiento también se debe comenzar el día de la llegada a la zona malárica y debe ser continuado por una semana después de abandonar el área afectada.

Es importante advertir que el tiempo de tratamiento continuo de atovacuona-proguanil en esta indicación debe ser limitado a 3 meses, después de esta fecha tiene una disminución en los efectos.

La mefloquina (Lariam 250)

Un comprimido una vez a la semana, para una persona que pesa más de 45 kg.

En los niños, la quimioprofilaxis sigue las mismas reglas que para los adultos en una dosis de 5 mg por semana. Sin embargo, existe el producto en forma de tableta quadrisected (dosificado a 250 mg) que se puede adaptar los niños con más de 15 kg.

En las mujeres embarazadas, la mefloquina puede ser prescrita ya que dentro de un gran número de embarazos no se ha registrado ninguna malformación ni fetotóxico particular por ingerir este medicamento.

Estos medicamentos deben comenzar a administrarse al menos 10 días antes del viaje, para evaluar la tolerancia de la droga, en caso de no ser tolerado, aún se está a tiempo de comenzar otro tratamiento.

Si se presentan síntomas en los trastornos neuro-psiquiátricos, como la ansiedad aguda, síndrome depresivo, agitación, confusión, suicida o trastornos tendencias, incluso menores, como una tristeza inexplicable, dolor de cabeza, mareos o trastornos del sueño, se debe proceder a la interrupción inmediata de esta profilaxis.

El tratamiento con Mefloquina debe extenderse durante tres semanas más después de abandonar el área malárica.

Monohidrato de doxiciclina hiclato o Doxypalu (monohidrato) o 50 comprimidos 100 mg, Granudoxy GS (monohidrato) 100 mg al día en pacientes de más de 40 kg y 50 mg al día para personas que peses menos de 40 kg.

La doxiciclina está contra indicada para menores de 8 años, tampoco se recomienda durante el primer trimestre del embarazo y totalmente contra indicada a partir del segundo trimestre, ya que expone al feto a riesgo de manchas en los dientes de leche. Puede causar photodermatose por fototoxicidad. Para limitar este riesgo, se recomienda su administración en horas de la noche durante las comidas y al menos 1 hora antes de acostarse.

Este tratamiento se puede iniciar el mismo día de la llegada a la zona de riesgo, y continuar durante 4 semanas después de abandonar el área malárica.

Protección contra las picaduras de mosquitos

La protección contra las picaduras de mosquitos ayuda a la prevención de otras infecciones, especialmente el dengue, el cual es altamente difundido en los trópicos de África. Anopheles (mosquitos de la malaria) por lo general muerden entre la puesta y la salida del sol. Las medidas que se deben adoptar son:

  • Usar ropa con mangas largas durante la noche, impregnada con insecticida: la ropa y las tiendas de campaña de lona se pueden impregnar por pulverización, es decir en spray o inmersión. Este producto está disponible en presentación de botellas de spray de permetrina. La pulverización se realiza en las partes externas de la ropa.
  • Aplicar repelente en insecticida o repelente en las partes externas del cuerpo.
  • La aplicación del producto debe realizarse en la puesta de sol en todas las partes del cuerpo, incluyendo la cara, así como las partes que pueden ser expuestas durante los movimientos.
  • La duración de la protección varía de 2 a 5 horas: Depende de la concentración del producto y la temperatura exterior, se deberá aumentar la frecuencia según la sudoración o después del baño.
  • Estos productos pueden ser tóxicos si se ingieren: evita el contacto con las membranas mucosas como la boca o los ojos. El uso del spray repelente sobre la ropa es posible, pero la eficiencia es máximo por dos horas, ya que el producto es volátil.
  • Usar mosquiteros tratados con insecticida al momento de dormir (permetrina o deltametrina): Los mosquiteros se encuentran disponible en las farmacias o en las tiendas de artículos de viaje ya impregnado con insecticidas. El tiempo de efectividad del producto es de 6 a 8 meses, incluso en habitaciones con aire acondicionado. También es recomendable utilizar un difusor de insecticida eléctrico, ya que el aire acondicionado reduce la agresividad de los mosquitos, pero no impide que muerdan.

Ya cuentas con un amplio conocimiento de todos los aspectos preventivos en materia de salud que requieres cumplir antes, durante y después de realizar un viaje por continente africano. Por lo tanto, el éxito de tus vacaciones y tu estadía en esta región, dependerá de la importancia y la seriedad con la que consideres los consejos y las sugerencias que te acabamos de proporcionar. Recuerda la importancia de preservar responsablemente tu salud y la de los tuyos y “Feliz viaje”



Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *